La casa que se enamoró de un árbol

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Moverse y cambiar de hogar siempre es un momento de emoción, de alegrías, de misterio, de desapegos, de dejar atrás cosas queridas y vender o regalar otras, para dar paso a nuevas pertenencias y nuevas vivencias de vida, pero ¿qué pasaría si el árbol en dónde jugamos de niños a la casita y fue el invitado de honor en el primer beso no lo queremos dejar atrás?, pues es lo que ocurrió en este proyecto, el árbol de la familia fue trasplantado y llevado al nuevo hogar, con un diseño de líneas rectas, volúmenes puros y grandes aberturas que miran al gran árbol, el estudio de arquitectura Raffo desarrolló esta majestuosa vivienda, así que empecemos el recorrido.

El espacio de esparcimiento

Empezamos con la zona predilecta de la casa, la zona de la terraza que da hacia la gran piscina y que mira las hermosas playas de Londrina en Brasil, con un jacuzzi a uno de sus costados, las áreas sociales de la casa se encuentran todas interconectadas teniendo visuales continuas a lo largo de todo el espacio desde la zona externa donde nos encontramos. Veamos cómo una escalera lateral nos permite acceder de manera externa al segundo nivel de la casa.

Volumetrías

Debido a la ubicación en esquina que presentaba la vivienda, se exploraron las dos fachadas principales para mejorar la plasticidad volumétrica y los planos acristalados a lo largo del volumen. En esta esquina de la casa se observa una inclinación en el borde causando un efecto de perspectiva forzada, perturbando la visual pero de buena manera, rompiendo con la rigidez del ángulo recto y permitiendo jerarquización de espacios en su interior. Veamos que hay detrás de esa gran ventana.

Sala comedor

Y al entrar encontramos el gran salón junto al comedor, como podemos observar nada es azaroso en esta vivienda la gran ventana enmarca en su centro un gran árbol como remate visual a este gran espacio. Cada una de las visuales se encuentra bien estudiada, muy pocas veces encontraremos eso en un proyecto. El su interior el salón se caracteriza por la integración y la fluidez espacial, con una doble altura y una luz natural generosa gracias a sus grandes aberturas en fachada. En contraste a las paredes blancas del espacio el mobiliario se presenta negro y con tonos oscuros jugando con la elegancia del lugar.

El paisaje lo es todo

La vivienda se dispone en forma de L teniendo como centro del patio el gran árbol trasplantado y al cual le dedican la mayor vista lateral, que es precisamente ésta. Este espacio se presenta con una doble altura y un mobiliario sobrio pero relajado al mismo tiempo, gracias a su diseño de líneas curvas y textura de playa. Lo que impresiona en este espacio es el diseño de las puertas, que cumplen con la doble altura y sin embargo se sienten ligeras a la vista y permiten visuales continuas.

La cocina

A pesar de tener espacios tan amplios y de gran envergadura en casa, la cocina se presenta con dimensiones standars pero sumamente cómoda, con espacios funcionales y una luminosidad espectacular, pero ¿por qué pasará esto?, pues por la sencilla razón de que tenemos dos cocinas en casa, ésta que es la principal y otra que da hacia el patio central con bar incluido.

El árbol de infancia.

Y llegamos al afamado árbol de infancia con 40 años de vida siendo uno de los árboles nativos de Brasil, el Jabuticabeira, es él quien posee el foco y centro del diseño de la casa, en torno al cual se dan las mejores vistas y a quien abre sus brazos el espacio lateral gracias a las grandes puertas de pivote diseñadas para este hermoso gesto. Como vemos se generan dos cambios de paradigma en esta vivienda un volumen inclinado enfatizando las perspectivas y un nuevo habitante natural que no se deja atrás sino que se lleva consigo como un hijo o la mascota de la casa.

¿Serías capaz de llevarte tu árbol favorito?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!