Nadie se le resiste a esta casa y ya verás por qué

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

El día de hoy viajaremos a nuestra hermano país, Colombia, donde sin duda alguna se está desarrollando una arquitectura extraordinaria, experimentando con acabados de primera, otros de reciclaje, grandes oficinas que han ido creciendo y desarrollando el país en el tema urbanístico y arquitectónico. En esta ocasión visitaremos una casa de AMR ARQUITECTOS que tiene como premisa un volumen con techo a dos aguas, de madera y teja, típica casa tradicional, recodando y evocando la casa de la abuela, aquella casa con patio central y corredores laterales donde solíamos correr y jugar con los primos pero la casa que visitaremos no se adhiera por completo a estos parámetros, recrea nuevas posibilidades que descubriremos poco a poco. 

La casa de la abuela

Esta es la primera imagen que conseguimos de la vivienda, una casa con techo a dos aguas, que se cubre de la lluvia gracias a las tejas y con unos elementos en techo que nos demuestran que para calentar los días, se tiene una buena chimenea. La mezcla de elementos y estilos de diseño se hace evidente, dos fachadas una tradicional y otra totalmente ortogonal, jamás ni nunca imaginarías el techo a dos aguas si vieras sólo el elemento rectangular gris, ¿cierto? Sigamos recorriendo y veamos que encontramos.

La horizontalidad es evidente

La casa se conforma de dos volúmenes diferenciados, el área social que la acabamos de ver con un volumen que aumenta su espacialidad al tener un techo a dos aguas, que nos recuerda la casa de la abuela, es la zona de mayor importancia, sala, cocina y servicios confluyen en un sólo espacio, mientras que el área privada se ubica en un elemento totalmente limpio, puro, ortogonal, agudizando su horizontalidad, con grandes ventanales que evidencia un nuevo uso constructivo y una nueva era.  Las ventanas que apreciamos son de las habitaciones paralelas que tendrán una vista privilegiada todos los días.

Patio central

Y llegamos a uno de los espacios más hermosos de la casa, el patio, en este caso no es central pero se hace uso de él como elemento divisor entre volúmenes y usos, al mismo tiempo que permite el paso de luz natural y es flanqueado por un pasillo techado como los que encontramos en casas coloniales. Veamos como la pared lateral no queda como un plano ciego sino que poco a poco la naturaleza se apropiará de él, dando una atmósfera romántica y un nuevo aire a este espacio inspirador.

La rampa – promenade

Nuestro apreciado y respetado arquitecto Le Corbusier, hacía uso de la palabra promenade, la cual significa paseo, procesión, y es lo que siempre quería lograr en sus diferentes obras, el descubrir los espacios de una forma lenta, paulatina, el elemento sorpresa era indispensable para él, lográndolo a través de la inclusión de la rampa dentro del espacio, es una forma suave de aproximarnos a un lugar y es justamente lo que vemos en la imagen. Una rampa que nos dirige a la terraza – techo de las habitaciones para tener unas visuales extraordinarias del paisaje. Ahora veamos como es el encuentro del muro de piedra con la rampa, se entienden como dos elementos que se muerden gracias al recubrimiento completo de los elementos.

Una terraza expuesta

La rampa que visitamos se encuentra en la parte posterior del volumen de habitaciones, justo en el pasillo de conexión entre habitaciones y volumen social, mientras que del otro lado, donde nos encontramos ahora, es una fachada totalmente limpia, sin elementos adicionales, sino una terraza amplia y continua que es el respiro de cada una de las habitaciones, donde podremos tomar sol, contemplar el paisaje, leer un libro o simplemente cerrar los ojos, sentir el viento y volar con nuestra imaginación.

Un estudio con visuales

Y nos despedimos con esta hermosa imagen que sintetiza los espacios internos. Espacios con aire rústico y contemporáneo donde el techo es de madera y bambú junto a elementos de madera y artesanales como decoración importante, combinado de forma perfecta con piezas importantes y de diseño como el ottoman blanco de nuestro respetado Mies van der Rohe. Un pequeño espacio de trabajo pero que enmarca un paisaje hermoso para apreciar por el resto del tiempo que nos encontremos en él. Materiales naturales, hermosas vistas, la reinterpretación de elementos tradicionales evidenciada en nuevas composiciones es lo que caracteriza esta hermosa vivienda que podría ser la remodelación perfecta para aquella casa de la abuela que nos dejó tantos recuerdos de infancia y aprendizajes de vida.

Si quieres ver otra magnifica transformación, te recomendamos leer este libro de ideas.

¿Te gustaría remodelar la casa de la abuela?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!