¡Apartamento 90 m2 de tétrico a INCREÍBLE!

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

El cambio es la única constante en la vida: actualizar, reformar y remodelar son prácticas constantes dentro del mundo de la arquitectura y el diseño, son acciones que transforman espacios antiguos y diseñados con un propósito en lugares que satisfagan nuevas necesidades y usos según sea el caso. Hoy echaremos un vistazo a la reforma de un apartamento de 90 m2 ubicado en Bilbao a cargo de Garmendia Cordero Arquitectos. La vivienda original se encontraba excesivamente compartimentada, desaprovechando la luz natural y las visuales al exterior, contando con un pasillo cuya longitud es de nada más y nada menos que 11 metros de largo. 

Los objetivos de diseño para el nuevo apartamento fueron claros y precios: llenar todos los rincones posibles con luz natural, deshacerse del largo pasillo y agregar una vibra alegre y contemporánea al diseño interior de esta vivienda, creando espacios fluidos y preservando elementos arquitectónicos valiosos del apartamento original. Dejemos que las imágenes hablen por sí solas, ¡Echa un vistazo!

Deshacer y rehacer

Un vistazo a lo que quedó del apartamento anterior nos da una idea de cómo el mismo se distribuía si nos fijamos en las líneas del piso y el cambio en los tejados, este espacio, convertido en una sola habitación, presentaba dos áreas pequeñas áreas distintas, siendo su decoración interior bastante ornamentada y de colores pasteles. La estructura, como se observa, se mantiene intacta para no debilitar la estabilidad del edificio. Echemos un vistazo al resultado final de la reforma de este espacio en la siguiente imagen…

¡Un cambio radical!

¡Un cambio radical, audaz y contemporáneo! El gran espacio lleno de escombros y decoración sinuosa pasó a ser un gran ambiente que combina sala, comedor y acceso a dos balcones distintos. Saltan a la vista los colores vibrantes y contrastantes: el negro en combinación con el azul y el amarillo crea una paleta de colores divertida y elegante a la vez, presentándose en el mobiliario y en piezas de arte para una arquitectura interior cohesiva y coherente. Ciertos elementos, como las puertas y ventanas, se restauraron para dar un toque vintage al apartamento, manteniendo piezas originales previas a la remodelación.

Detalles y buen gusto por doquier

Otra vista de este imponente espacio nos muestra como la cocina se asoma sutilmente a través de banos que comunican a la sala y al comedor, creando un área semi-privada que a la vez puede integrarse con el resto de los espacios con solo abrir o cerrar una puerta. La iluminación sutil e indirecta hace de todo el apartamento un lugar cálido y acogedor, ubicándose de manera puntual en los techos y empotrada en paredes. La gran columna de madera fue restaurada y tratada como un elemento protagonista y con mucho carácter, revistiendo la viga con el mismo material para acentuar el carácter orgánico de la estructura.

Un pasillo largo y muerto

El apartamento, construido hace más de 20 años contaba con un extenso pasillo de 11 metros de largo, (Sí, leíste bien) siendo un espacio totalmente inutilizable y de proporciones exageradas que no benefician a los nuevos dueños. Aunque obviamente necesario, el pasillo requería de un cambio radical urgente para acortar su metraje y ceder espacio a las nuevas áreas privadas y sociales, en la siguiente imagen conocerás el resultado de esta transformación, ¡Sigue leyendo!

¡Voilá!

¡Voilá! Las caras del pasillo cambiaron por completo, convirtiéndose ahora en planos lisos y unicolores que contrastan y se complementan entre sí, dando espacio a obras de arte para adornar el recorrido. Gracias a la ampliación y demolición de las divisiones existentes en el espacio social (O zona de día, como le llaman los autores del proyecto) el corredor se ve mucho más luminoso y agradable. Las nuevas puertas de acceso a los dormitorios y cuarto de baño se encuentran mimetizadas con la pared color negro, de esta manera el pasillo luce más amplio y minimalista.

Todo es cuestión de ilusión

Una vista desde fuera del pasillo permite una mejor apreciación de sus criterios de diseño. Con un obvio contraste de claros y oscuros, el color negro se utilizó para crear la ilusión de que el espacio es más pequeño de lo que en realidad es, de esta manera y junto con la reducción de su longitud, el pasillo logra verse mucho más corto y estilizado. Subiendo los dos escalones, originados por las instalaciones bajo ellos, encontramos el área privada del apartamento, sintiéndose más privada gracias a la diferencia de altura.

Tétrica y abandonada

Con solo echar un vistazo a esta imagen, el estado deterioro y tétrico de la habitación principal se hace evidente. Paredes desgastadas, papel tapiz sin vida y un piso que oscurece la estancia hacen de esta alcoba un lugar inhóspito y poco agradable. Aunque el gran ventanal permite el paso de abundante luz natural, el interior de esta habitación luce apagado y sin vida, sin mencionar las divisiones en los cristales que hacen que éste luzca antiguo y conservador, pero nada que una buena restauración no pueda mejorar

¡Una bocanada de aire fresco!

Un cambio de la noche al día. De ser un espacio sombrío y lúgubre, la habitación es ahora un lugar agradable lleno de luz gracias a la intervención de la reforma. Las líneas sencillas y la abundancia del color blanco tanto en paredes, armarios y cubrecama hacen de la habitación un espacio amplio y luminoso. Para romper con la monotonía del blanco, se creó un nicho horizontal revestido con madera que hace juego con el piso, imprimiendo calidez y textura a la alcoba. 

Nos encantan las reformas y ésta es un excelente ejemplo de cómo hacer que un espacio recobre vida y luminosidad con unos toquesitos técnitos por aquí y por allá. ¡Toma nota!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!