Salas / recibidores de estilo moderno por Ancona + Ancona Arquitectos

7 hábitos para manter a tu casa siempre limpa

Silvia Regalado Silvia Regalado
Loading admin actions …

Sí, nuestros hábitos nos definen, dicen cosas importantes de nosotros, son parte fundamental de la manera en cómo enfrentamos la vida. Muchos son costumbres adquiridas desde muy jóvenes, y son positivas pues nos benefician de una u otra forma, pero otros, lamentablemente son perjudiciales, ya que lejos de aportar algo bueno a nuestra existencia, la dañan, le restan  valores y le suman problemas. Muchas veces, pueden ser hábitos sencillos que ponemos en práctica en nuestro hogar, tan sencillos hasta el punto de pensar que son insignificantes, pero en este libro de ideas te mostramos que hasta esos que crees que no importan repercuten en tu día a día, y deshacerte de ellos es lo mejor que puedes hacer ¡Te decimos cómo!

1. No acumular demasiados objetos en la sala

Los periódicos comprados todos los días, los libros que leemos, los cables de la computadora o los controles de la televisión. Hay varios objetos que usamos todos los días y que se acumulan en la sala, especialmente en la mesita de centro o de café. Para evitar el aspecto desaliñado, se puede comprar una hermosa canasta o caja decorativa para evitar la acumulación de pequeñas piezas de información que resultan en un escenario antiestético y contaminada visualmente.

2. No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy

Si la sala es el punto de encuentro de la familia por la noche, asegúrate de acomodarla antes de ir a dormir. Alinear los apoyos que están sobre la mesa, doblar el mantel de la mesa del comedor y poner los cojines en su lugar. Son pequeñas cosas que hacen la diferencia y por la mañana cuando te despiertes, serás recibido (a) por un ambiente agradable y organizado que podrás disfrutarlo de nuevo en la noche.

3. Limpieza rápida del baño cada día, y no tener mil productos desorganizados en el baño

Baños de estilo  por Ceramika Paradyż
Ceramika Paradyż

Kolekcja Manteia

Ceramika Paradyż

Acumular mil productos de aseo personal en el baño ¡y de manera desorganizada! es un hábito sumamente común. Puede que arreglemos rápidamente todo en algún momento pero seguramente muy pronto todo queda hecho un desastre nuevamente, y es que cuando ya estamos acostumbrados a no tener las cosas en orden y, además, éstas son demasiadas en un lugar pequeño, como suelen ser los baños, ¡el caos está a la orden del día! ¿Soluciones? busca espacios muertos que puedas ocupar con esos productos, como detrás del espejo o debajo del lavamanos, y solo ten lo necesario, por ejemplo, champú, acondicionador y jabón, y el resto de las cosas que utilizas en tu limpieza diaria ubícalos en tu habitación o en otro lugar un poco más espacioso, verás como con estas dos recomendaciones, ver tu baño desordenado será cosa de un mal hábito ¡totalmente erradicado!

4. Cambiar las sábanas, almohadas y cubrecamas con regularidad y dejar que ventile el cuarto

Cuartos de estilo moderno por VRLWORKS

Pasan los días, pasan las semanas, incluso hasta los meses ¿y tu ropa de cama es la misma? bien sea por flojera, porque no encuentras tiempo, porque no tienes otros cubrecamas o sábanas que usar, lo cierto es que siempre existirá un motivo para no cambiar regularmente la ropa de tu cama pero ¡cuán negativo puede ser esto! desde hacerte caer en la monotonía por no tener nada diferente que ver en ese punto tan importante de tu habitación como lo es tu cama, hasta la enorme cantidad de impurezas que pueden acumularse en ella, producto de tu sudor, los ácaros, el polvo, entre otras cosas. ¿La solución? hazlo al menos cada semana, anímate a tratar de ser regular aunque sea un cambio paulatino y no drástico ¡verás como a largo plazo te acostumbrarás!

5. Tener un santo lugar para cada cosa en la cocina

Limpiar los gabinetes y la nevera de la cocina no es la tarea más divertida del mundo, es cierto, pero es una actividad que debe convertirse en hábito porque te simplificará la vida al momento de buscar cualquier producto de comida, mantendrá tu cocina más libre de gérmenes, siempre tendrás espacio desocupado para ubicar nuevos productos fácilmente, y lo que es aún mejor, cada vez tendrás que ordenar y limpiar menos si lo haces constantemente. Dicho todo esto, nos queda recomendarte un practico mobiliario de almacenamiento.

6. No acumular ropa sucia en sitios visibles

Lo mismo del párrafo anterior aplica ¡para el resto de la casa! procura no acumular ropa sucia en sitios visibles, pero tampoco la pongas debajo de la cama, ubica los zapatos en un mismo lugar de manera ordenada y también mantén las gavetas organizadas porque esto además de ahorrarte tiempo al momento de buscar algo te ahorrará la proliferación de inseptos.

7. Divide los días para la limpieza profunda

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de las personas se dedican un día a la semana para la limpieza profunda de la casa. Para facilitar esta tarea, se puede dividir la limpieza en dos días y los lugares para limpiar para así cansarse menos. Es posible, por ejemplo, dedicar un día a la limpieza de las áreas sociales como la sala y el comedor y otro día las áreas privadas como los baños y los cuartos. Sin embargo, si durante la semana tomas unos minutos para el cuidado de tu hogar, el trabajo será mucho menos duro en el temido día de limpiezas.

Algunos malos hábitos son: 

Botar las cosas sin pensar en qué otro uso darle

Dormitorios de estilo  por Bemz

Es verdad que cuando algo se nos rompe, lo primero que hacemos es tratar de enmendarlo (pegándolo, cociéndolo… ) pero cuando vemos que ya no tiene más remedio, lo botamos sin pensar en algo muy importante: alargar su vida útil. Transforma eso que pensabas botar para dándole otro uso y convirtiéndolo en algo totalmente nuevo; de esta manera, pones a trabajar tu capacidad creativa y ahorras en cosas que pueden resultar muy simple hacerlas tú mismo. Entonces, la próxima vez que se te rompa una franela y creas que ya no tiene arreglo ¿qué tal si la transformas en un lindo collar de tela? ¿Suena fabuloso, verdad?

No limpiar el techo ni hacerle mantenimiento

Típico: pintas, limpias y cuidas las paredes de tu hogar, tratas de que el suelo siempre luzca impecable, cambias y organizas el mobiliario constantemente para hacer que se vea lo mejor posible, pero ¿y el techo? ¡casi siempre es olvidado por completo! y es algo lógico, pues no es lo primero que nosotros y los otros ven, pero sí una parte importantísima de toda infraestructura porque cualquier desperfecto que tenga, a costo plazo puede agravarse y ocasionar problemas: filtraciones o desprendimientos, por ejemplo. Entonces, de ahora en adelante, ocúpate un poco más de cuidar el techo de tu hogar, limpiándolo con regularidad, eliminando cualquier mancha que tenga y asegurándote de que está en buen estado ¡tu casa te lo agradecerá, créenos! 

Dejarse influenciar mucho por la moda

¡Expresa tu personalidad! es muy común seguir las tendencias en todos los ámbitos, y en decoración no es la excepcion, pero, créate el buen hábito de expresar lo que te gusta, de  mostrar tu estilo a través de la decoración de tu hogar. Nada como que entres al espacio en donde vives y te sientas 100% cómodo con él pues percibirás que es parte de tu esencia, la cual no necesariamente tiene que estar completamente ausente del modernismo, la clave está en tomar lo mejor de la actualidad y plasmarlo con lo mejor de ti.

Son costumbres sencillas que día a día practicas en el hogar, pero si las cambias por estas opciones que te damos estamos seguro de que le inyectarás tu vida una buena dosis de cosas positivas ¡adelante!

Por cierto, no te vayas sin leer este artículo para decirle adiós al desorden.

¿Con cuál te identificas más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!