de estilo  por LLIBERÓS SALVADOR Arquitectos

Antes y después de una casa pequeña ¡El cambio fué total!

Moises Osio Moises Osio
Loading admin actions …

¿Buscas inspiración para transformar radicalmente tu casa sin muchas complicaciones? La clave está en optimizar los espacios y renovar la fachada. No podrás creer cómo Lliberós Arquitectos  han convertido este chalet literalmente en otro con un simple cambio de look en la entrada. La intervención planteaba también una reforma integral de la edificación ya muy deteriorada convirtiéndola en un hogar moderno y funcional por dentro con un matiz rural en su exterior. 

Prepárate para tomar nota…

Antes: La tragedia de una entrada que no daba la bienvenida

Con un jardín tan grande esta casa no tenía un porche muy generoso que digamos. Cuatro escalones altos, incómodos y estrechos daban paso a la entrada. Las lajas de piedra estaban pobremente colocadas con ranuras demasiado grandes. Los faroles a ambos lados de la puerta de entrada, las ventanas enrejadas y las columnas de concreto pintadas de color crema eran elementos que no combinaban unos con los otros. La cubierta, por no ser lo suficientemente amplia, tenía toldos azules que bien  pudieron haberse confundido con los de un puesto de empanadas.

No podrás creer “el después”

Difícil creer que ésta fue una vez una fachada estrecha y sin personalidad. Reformada, el porche se muestra amplio y agradable.  El tejado alargado agranda virtualmente la casa y la muestra más grande de lo que realmente es, ganando a su vez metros cuadrados para recibir, descansar y cobijarse del sol y la lluvia. La sustitución de las columnas que sostienen las tejas y el revestimiento proporcionan un estilo rústico genuino sin pretenciones de otras épocas. El efecto rural se ha logrado con el uso de materiales básicos y terrenales (piedra y madera) y no con la adición de ornamentos innecesarios.

Detalle de un secreto

En este detalle lateral vemos en su esplendor el sistema constructivo elegido, las vigas del nuevo tejado  y el truco de ensanchamiento de la fachada. Vemos cómo alargando únicamente la pared frontal se ha engañado al ojo para que perciba el sólido de la casa mucho más ancho. A esto le llamamos “parapeto” y es un elemento constructivo y una decisión de diseño que ha sido usada desde tiempos ancestrales para esconder las proporciones verdaderas de los volúmenes.

Antes: espacios desperdiciados

Sin importar lo grande que era el jardín, como las áreas estaban mal distribuidas y las actividades de recreo estranguladas y mal comunicadas se desaprovechaba trágicamente su potencial.  La casa le daba la espalda a la zona para jugar al baloncesto y lo convertía en un espacio residual y muerto. El paisajismo era pobre e improvisado.  Y la piscina, al estar construida como una caja elevada de concreto limitaba la interacción con las actividades que la rodeaba. 

Después: el rescate del jardín

El jardín se ha rescatado de una manera no solamente increíble sino efectiva. La piscina se ha modernizado convirtiéndose en la protagonista. Su alrededor se puede ahora disfrutar con libertad haciendo uso del nuevo pavimento que separa las áreas y al mismo tiempo conectándolas de manera coherente. El uso de la piedra repite el mismo lenguaje de materiales de la fachada dando unidad al diseño de la casa, que ahora se abre con amplitud al patio.

Antes: un acceso deprimente

Viajamos al pasado y vemos otra fotografía del estado previo a la reforma. Vista desde dentro; la puerta de acceso. La vegetación exuberante y colorida contrasta con la construcción triste y deteriorada del antiguo muro perimetral.

Ahora: una entrada viva y elegante

La entrada se ha modernizado remplazando el perímetro viejo con un muro de lineas simples que repiten los mismos materiales del porche. Piedra y madera. La grama se ha reemplazado también. Todo ahora tiene sentido y armonía.

Entremos a la cocina ¿Quieres un cafecito?

El corazón de una hogar es la cocina. Y el corazón de esta casa ha cambiado increíblemente. Mármol blanco, piso de madera, tope color morado berenjena. Gabinetes blancos y de vidrio opaco. La modernidad exquisita de los adentros hace un contraste perfecto con el exterior rural.

Un baño de película

La calidad de vida de una familia bien puede medirse con el esplendor de su baño. Es uno de los elementos más fundamentales y básicos de un hogar y nunca ha de subestimarse su importancia. Por supuesto, no hay transformación completa sin renovar este espacio. En su reforma se han elegido piezas y gabinetes blancos y un contraste sobrio de baldosas que juegan con tonalidades grises. La nueva distribución ha ganado luz, espacio y comodidad, ajustando los interiores de una casa de campo con las exigencias de la vida moderna.

Una cuarto pequeño pero totalmente hermoso y cómodo

Un último vistazo al patio antes de despedirnos

¿Te ha gustado esta increíble transformación? Cuéntanos qué opinas…
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!