La reforma de una casa embrujada

Moises Osio Moises Osio
Loading admin actions …

Confundida por los niños de la zona con una casa de espantos, en estado casi de abandono, esta vivienda que parecía de brujas gritaba por su rescate. Levantada en Portugal en los años cuarenta pertenecía a una familia de agricultores. Los nuevos propietarios necesitaban adaptarla a la vida modera y aquí te contaremos como fue convertida de casa del terror a casa de cuento de hadas.

El objetivo de la reforma no solo fue restaurar sino también reformar la construcción existente, dándole vida sin perder su identidad, adaptándola a las nuevas necesidades familiares e integrándola al entorno.

Los profesionales del estudio portugués EVA arquitectura evolutiva fueron los responsable de ésta tarea, cuidadosos siempre que los procesos constructivos y el uso de los materiales fueran fieles a los originales y por supuesto, introduciendo cambios pertinentes cumpliendo con las expectativas de la nueva familia. Con éste libro de ideas te enseñaremos cómo esta casa ha sido resucitada. 

Antes: Una fachada de terror

Estropeada por el tiempo, la casa era antes un monumento de pesadillas. La fachada, sucia por el tiempo, se encontraba en un estado deplorable. Techos y revestimientos necesitaban ser retocados. El interior aguardaba espacios inquietantes. Aislamiento insuficiente y aberturas destruidas.

Elevada, el acceso principal de la casa se encontraba al final de una escalera a través de la cual se llega directamente al segundo piso. La razón de esta disposición es que, anteriormente, la planta baja era habitada por los animales. Veamos el cambio…

Después: una fachada de cuento

¡¿Que te parece?! Un cambio que no se puede creer. En la zona nadie se esperaba una restauración tan radical.

Veamos las diferencias: la distribución cambió totalmente. La planta baja se ha integrado y forma parte ahora del hogar. Allí se han dispuesto las áreas comunes de la casa: comedor, cocina y sala de estar, conectándose de manera directa al exterior resolviendo el acceso de una forma mucho más práctica.  Por su parte, las áreas más privadas de la vivienda se ubicaron en la planta de arriba, pues tenían menor necesidad de relacionarse directamente con el exterior y por el contrario demandaban intimidad y privacidad, lo que permitía además la contemplación del escenario circundante. Ventanas y puertas se mantuvieron y únicamente la que vemos a la derecha ha sido modernizada. Puertas de vidrio ahora dan la bienvenida. 

Antes: la fachada trasera se había quedado en el pasado

Nos vamos para el patio trasero. Vemos el antiguo estado de abandono desde otra perspectiva. Las tejas dejaban expuesto el paso de años. Los espacios exteriores estaban en estado deplorable. Las ramas del jardín eran escenografía de paisajismo escabroso. Distintos árboles frutales se esparcían desordenados y poner un poco de orden al caos era entonces necesario. 

Veamos los cambios de la fachada trasera y el jardín…

El Después de una fachada trasera

El diseño general y la estructura se ha mantenido, como se deseaba, pero ahora las ventanas las remplaza otras más grandes, y lo que lo que antes era tierra de cultivo hoy es un jardín agradable y funcional

Una nueva pérgola de madera adiciona un espacio para el disfrute, conectando interiores con exteriores intermediando el adentro y el afuera. Perfecto para descansar en la naturaleza, festejar con toda la familia, o tomarse un cafecito al aire libre.

​Después: rescate de los detalles históricos

Te comentamos anteriormente que los antiguos propietarios eran agricultores y vivían de la tierra y los animales. Algunos elementos muy especiales se rescataron de aquello años: una prensa de vino y la bomba de agua conectada al pozo; hoy, elementos decorativos.

Después: subamos a la segunda planta

Como es de esperarse, el exterior no es lo único que ha sido restaurado. Los espacios interiores también se reformaron y son ahora luminosos, modernos y acogedores. Se acabaron los problemas de aislamiento térmico e iluminación (puntos claves que hay que tomar en cuenta en toda reforma). Sencillas pero modernas, las ventanas y las nuevas aberturas son las protagonistas de este cambio. 

Los revestimientos se han renovado totalmente. Techos y cerramientos blancos y pisos de madera crean ambientes luminosos y cálidos.  El mobiliario escogido juega con lo antiguo y lo moderno logrando contrastes acertados.  Entremos al cuarto…

Después: el dormitorio principal

Sencilla y aún así llena de contrastes, el cuarto grande de la casa se ha modernizado con unos cuantos toques. Las paredes, el suelo, luces empotradas en el nuevo techo actualizan espacio sin olvidar su pasado histórido, recordado con el mobiliario pesado e histórico; la silla, la cama, el gabetero y la mesa noche son tesoros que han sido reutilizados. 

Hasta el último detalle

Al hacer una reforma es importantísimo respetar esos detalles que tienen valor histórico. Aquí vemos como una de las antiguas paredes de piedra, restaurada, se mantiene triunfante en una zona de alto tráfico, recordándonos la vida pasada de la casa.  

¿Qué te parece este cambio?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!