Dormitorios de estilo  por Amandine de Brévelay créations

Vintage

Vintage

Encuentra las mejores ideas para decorar estilo vintage. Busca a través de las fotos habitaciones en estilo vintage para crear tu casa perfecta.
Encuentra las mejores ideas para decorar estilo vintage. Busca a través de las fotos habitaciones en estilo vintage para crear tu casa perfecta.

Elegancia del estilo Vintage

Si eres amante del pasado y buscas espacios que evoquen los recuerdos y la historia, el estilo vintage es lo tuyo, con elementos originales de épocas pasadas puedes lograr ese espacio ecléctico que anhelas mezclando lo moderno con un toque del pasado, con la elegancia del estilo vintage.

Hoy en día son muy común las decoraciones que mezclan elementos antiguos con elementos contemporáneos, por ejemplo una antigua lámpara hecha hace más de treinta años y encontrada en una casa de ventas de segunda mano, en medio de una sala con muebles de madera, es posible y ese toque vintage de la lámpara hace la diferencia.

Vintage y retro

Pero cabría preguntarse si el vintage como tal es solo el estilo marcado por el uso de elementos de apariencia antigua, y aquí es importante aclarar las diferencias entre lo vintage y lo retro.

El estilo vintage está constituido por elementos y objetos diseñados en épocas pasadas, pero que en sí no son considerados antigüedades, generalmente se clasifican como vintage aquellos objetos que tienen por lo menos 20 años de haber sido creados, y los objetos son todos, desde objetos decorativos como lámparas, percheros, incluso libros, hasta vehículos como motocicletas y coches. Un ejemplo de un elemento vintage por ejemplo lo constituye una cómoda de los años 80 o 90, para ubicarnos en el lenguaje de lo que es realmente vintage.

Por su lado el estilo retro está conformado por elementos de apariencia antigua pero hechos en el presente, es decir lo retro se nutre estéticamente del vintage sin serlo, imita su estética y crea un ideario de objetos con una apariencia conocida como retro, pero retro es retro y vintage es vintage.

Muchas personas dicen tener una decoración vintage hecha con elementos comprados en una tienda por departamentos, y en realidad su decoración es retro no vintage. Mientras no estén presentes elementos originales, diseñados hace unos más de 20 años, no hay elementos vintage, sólo un ambiente retro.

Sentimiento del estilo Vintage

El estilo vintage se nutre del pasado, de la evocación de lo antiguo como una manera de ver la realidad, muy típica de la postmodernidad, donde lo importante no está en lo que viene, en el futuro, sino en lo que ya pasó, en el pasado. La nostalgia por el pasado es la principal norma de la estética vintage.

Así encontramos un gusto por aquellos elementos que tienen un valor histórico, un mueble de los años 80, una cómoda modernista de los 70, lámparas de los años 50, cuadros viejos, fotografías antiguas enmarcadas con marcos desgastados. La idea es que se note que son objetos antiguos, aun cuando estén en perfecto estado de conservación.

De algún modo el estilo vintage niega el futuro, reafirmando el pasado en el presente, rescatando lo desechado, echando mano muchas veces al reciclaje de piezas viejas, creando espacios como de viajes en el tiempo, donde podemos llegar a sentirnos como en aquellas épocas evocadas por los objetos empleados en recrear nuestro ambiente.

Hoy por hoy el estilo vintage forma parte de la paleta de estilos de la decoración contemporánea, y los sitios amados por estos decoradores y buscadores de elementos vintage son las casas de ventas de segunda mano, los remates y sitios donde se hacen subastas de este tipo de objetos. Invirtiendo en aquello que los atrapa para el cumplimiento de sus objetivos decorativos.

El Vintage y lo ecléctico

Cuando hablamos de crear espacios más eclécticos, donde se conjuguen lo vintage con otros estilos, nos referimos a lo versátil que puede ser armonizar objetos vintage con otros estilos.

Es muy común encontrar muebles vintage decorados con cojines de estilos más actuales, por poner un ejemplo, o combina elementos rústicos de madera y piedra con elementos vintage como lámparas, cómodas y sillas.

Otras opciones vienen dadas por el uso de pinturas y obras de arte originalmente vintage, en ambientes con elementos decorativos como paredes texturizadas, cortinas planas, pisos de madera decorados, e incluso intercalados con fotografías montadas en marcos envejecidos, son muchas las opciones, todo dependerá de lo que tengamos y hacia dónde queremos ir en la decoración de nuestros espacios. Uno de los elementos cruciales cuando hablamos de armonizar la decoración con elementos estilo vintage, es la gama de colores empleadas en los elementos, en el mobiliario, en las paredes, techo y piso. Si queremos dar ese toque vintage al 100 % debemos tratar de manejarnos con tonos claros, con cierta predominancia del blanco y los colores pasteles, pero tampoco muchos colores, podemos escoger unos dos o tres con su variaciones de intensidad, más claros y más oscuros. Un ejemplo clásico de un espacio ecléctico con elementos vintage son las paredes decoradas con placas de coches, tipo mural, y colocar cerca elementos vintage como cómodas, butacas, incluso bibliotecas repletas de libros de ediciones que luzcan surcados por el tiempo. En este caso ayudará mucho escoger una gama de colores que combinen con los colores predominantes en las placas de nuestro mural, si se usan muchas placas amarillas, pues bien será el amarillo el que marque la pauta, y así sucesivamente, incluso podemos retocar con una mano de pintura algunos muebles, cambiar los forros de los cojines de los muebles o la tapicería, logrando esa combinación perfecta con nuestro toque personal.

Es muy importante resaltar la presencia de los elementos vintage y armonizar todo alrededor de éstos, así procuraremos una lectura visual dada alrededor de los elementos diferentes, que son los elementos vintage, sino parecerá que simplemente encontramos algo y lo pusimos allí sin ningún criterio estético, la idea es combinar ese sentido estético con una lectura del espacio como un todo, donde cada elemento forma parte integral de ese, donde nada sobra, donde el espacio y el ambiente crean una atmósfera eclécticamente armonizada, alrededor de los objetos vintage. Eso le dará un verdadero toque vintage a nuestra decoración.

De esta forma podemos incorporar en nuestros espacios decorativos, bien sea nuestra sala o nuestra habitación, ese toque de elegancia tan característico del estilo vintage.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita